DECORAR CON ARTE

By Belen Lopez - miércoles, octubre 24, 2018


Las cosas que tenemos en nuestros hogares dicen mucho sobre nosotros. Es importante incorporar algunas piezas únicas de muebles u objetos en su espacio que agreguen al ayer personalidad y cuenten una historia. Algo vintage añade a la sensación de hogar y hace que el espacio no parezca una sala de exposición.

Tal vez sea ese gabinete antiguo chino que te regaló tu madre, o una pequeña talla de madera que compraste en un mercadillo, aquella botella de cerámica comprada en la luna de miel o la tela de kimono de la que se enamoró y no le sirvió para nada... Por mucho que ames todos estos pequeños recuerdos, no significa que todos deban estar exhibidos a la vez . 
A veces es necesario soltar algunas de estas piezas. La clave es agrupar los objetos de manera cohesiva, por ejemplo por material, o por color..

Crear un espacio hermoso, pero que también nos refleje, requiere un poco de reflexión y mucho tiempo. No se puede crear en un fin de semana, a veces tenemos que esperar para encontrar la mesa de centro perfecta, en lugar de comprar la primera que vemos y luego lamentarlo.  

Utilizamos el color en nuestro trabajo de diseño de interiores, y siempre me han dicho que es genial ver a alguien que no le tiene miedo al color . Me pregunto, ¿porque tener tanto miedo? Vivir en espacios llenos de color es SENTIRSE BIEN y es una forma de darle personalidad a tu espacio. El color se puede agregar con una silla, una obra de arte o una alfombra. Sin embargo, nada impactará un espacio tanto como un color de pintura en cada pared. Cambia toda la forma en que se siente un espacio y al instante ha creado un espacio muy individual. Si quieres cambiar el espacio, entonces es un fin de semana y algo de pintura, ¡nada de lo que tener miedo!

No hay nada como una obra de arte original para hacer que el espacio sea verdaderamente tuyo. Pero, ¿por dónde empezar? ¿Que me gusta? ¿Puedo pagarlo? Parece demasiado difícil y confuso,así que muchas veces solo compramos una foto de la cara de una mujer en blanco y negro.Y no hay nada de malo en eso, ya que también lo he hecho. Pero no estuve contento con eso después de un tiempo , ya que era una compra de decoración "segura" y comencé a verla en todas partes. No significaba nada para mí, aparte de llenar un espacio en la pared. 

Mi sugerencia es que intentes seleccionar la obra de arte, independientemente de si coincide con tus interiores. Los marcos ni siquiera necesitan ser iguales. Piensa en lugar de los colores iguales, es el tema. Su colección de obras de arte podría comenzar desde una foto de su ciudad favorita, como París. Podría haber una fotografía de la hermosa arquitectura de Haussemann junto a un cartel del Louvre. Es el ambiente que conecta todo entre sí. 

Un claro ejemplo de todo lo que hoy os estoy cotando lo encontramos en la casa de Louise Johanssen  del blog Mor Til Mernee en Dinamarca una casa donde no hay coincidencias pero todo esta correcto y donde cada pieza ha encontrado su sitio. Una buena dosis de higge en nuestra casa puede agregar ese individualismo a nuestros espacios, y nos ayudará a conseguir una estética acogedora, cálida y muy nórdica.














  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios