SLOWDECO: CLAVES PARA CONSEGUIRLA

By atioquiadeco - jueves, enero 23, 2020



Alma mediterránea, detalles de estilo boho, sabor tradicional, espacios que fomentan el bienestar, vivir cada instante de manera más reposada y consciente. Esto es la Slow  Deco, una decoración que no se define como una tendencia estética sino como un estilo de vida. Rodearte de un espacio slow hace que vuelvas a conectar con tus verdaderas necesidades, que vivas cada instante de forma más pausada y que, en definitiva, te sientas mejor. La vida lenta consiste en tomarse el tiempo para hacer las cosas con cuidado e intención. Es un reconocimiento de la importancia que el tiempo y la atención juegan al permitirnos saborear los pequeños momentos que le dan sentido y valor a la vida cotidiana.

Nos gusta pensar que si usamos nuestros valores para dar forma a nuestros hogares, nuestros hogares, a su vez, darán forma a la vida que se desarrolla dentro de ellos.

Es por esto que si aplicas el estilo Slow Deco en la decoración de tu casa conseguirás crear un ambiente que fomente la interacción, el diálogo, el espíritu familiar y, por supuesto, las buenas vibraciones. Entrarás en un mundo en el que la calma y la armonía son las protagonistas porque ¿es necesario que siempre estemos corriendo y estresados?

Gracias a la Slow Deco conseguirás que tu casa se convierta en un espacio donde vivir relajadamente y, sobre todo, un lugar en el que experimentar la agradable sensación de disfrutar, con calma, de los pequeños placeres de la vida.


#1. Apuesta por los materiales naturales 

Para conseguir una buena deco, es importante apostar por la decoración natural, a base de madera, ratán y fibras. Los ambientes que tienen como protagonistas este material, aportan una calidez que hace que los espacios sean más confortables y, por tanto, que inviten a ser vividos de forma más tranquila. 


#2. Espacios cuanto más abiertos, mejor

Los espacios que se comunican dan mayor sensación de amplitud y apertura y eso provoca que inviten a una mayor relajación. La idea es evitar los tabiques innecesarios, puertas y los muebles altos. 
Un ejemplo perfecto es el recibidor y los usos que puede llegar a tener éste. Utilízalo como un lugar donde dejar las llaves, el abrigo e incluso los zapatos. Lo dejas todo en la puerta para disfrutar de tu casa.
La casa slow no quiere espacios cerrados. Este tipo de hogares se sienten mucho más cómodos en casas abiertas con espacios diáfanos y comunicados. En general, se trata de eliminar obstáculos para que las estancias estén más conectadas, por ejemplo, la cocina, el comedor y el salón.



#3. Blancos y neutros 

Estos son los colores por excelencia de la Slow Deco. ¿Por qué? Fácil: son los colores más indicados a la hora de conseguir espacios relajantes. Descubre la paleta de blancos y combínala con colores más neutros como el beis, las tonalidades arena y los grises, siempre en su versión más cálida y suave. También los colores verdes y azules tienen un hueco en esta tendencia, ya que están directamente relacionados con la naturaleza y también invitan a la calma.



#4. Luz, luz, luz

Y si es natural, siempre, mucho mejor!! La luminosidad amplía visualmente los espacios y sobre todo, invita a pasar más tiempo en ese lugar. Los grandes ventanales ayudan a la entrada de la luz o, si no es posible, lo mejor es utilizar una iluminación artificial lo más parecida posible a la natural. 



#5. Elementos in&out

Es un truco que funciona y que consigue relajar los ambientes. Se trata de utilizar muebles que puedes estar tanto dentro como fuera. Por ejemplo, se puede utilizar una lámpara de ratán o de fibras dentro de un espacio cerrado ya que ésta evoca a las playas tropicales y a los chiringuitos, por lo que consigue rebajar el ritmo de la decoración.



#6. Espacios sencillos

Por supuesto, el movimiento slow apuesta por la máxima de que menos, es más. Por eso, no hay que atiborrar los espacios con elementos decorativos, sino que, siguiendo también las claves de la decoración estilo minimalista, hay que utilizar únicamente aquellos elementos que sean necesarios.



¿Y tu?¿Te sumas a la SlowDeco? Si no te atreves a hacerlo por ti mismo te recomiendo que aproveches nuestro servicio de consultoría presencial u online para hacer que en tu casa existan lugares donde parar, leer, descansar... desacelerarte. Más información aquí

Imágenes 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios