LA COCINA DE ARAN GOLLOAGA

By atioquiadeco - jueves, marzo 12, 2020



Una cocina abierta e integrada en una casa 'slow' se disfruta, por eso es importante que la cocina se abra al resto de las estancias y que cuente con una gran mesa, donde se haga vida. La cocina se ha convertido en el centro neurálgico de la casa, alrededor de la cual se organiza el ritmo diario. Por eso, es importante que tenga espacio para reuniones familiares, basta con una barra de desayunos, y que se decore con materiales naturales.

Hoy visitamos la cocina de Aran Goyoaga. Tengo que decir que la sigo hace mucho tiempo y que me chifla todo lo que hace. Su cocina es un perfecto ejemplo para el tema que nos ocupa hoy. 
Aunque ella es originaria del País Vasco, lleva viviendo ya muchos años en Estados Unidos, en Seattle, donde desarrolla su trabajo que se centra en el componente emocional de la comida y la vida cotidiana a través de historias visuales. Ella proviene de una gran familia de chefs de repostería, donde comenzó a contagiarse del gusanillo de la cocina. Además de volcar sus creaciones culinarias en el blog e impartir clases de fotografía y estilismo gastronómico en su estudio de Seattle y por otros países, también se dedica a recorrer medio mundo en busca de inspiración y catando nuevos menús.

La casa donde vive fué construida en 1918 y ya contaba con mucho carácter original, pero la cocina fue renovada en algún momento a finales de los 70 y principios de los 80, y tenía todos los ingredientes típicos de la época, como paneles de madera de roble en todas las paredes y muebles  y encimeras de formica que imitaban la madera. 

La encargada de hacer la reforma de esta cocina ha sido Katie Hackworth y el resultado es impresionante. Un perfecto ejemplo de ambiente confortable, cómo y sobre todo hogareño. Desde su luminosidad hasta el orden y las tonalidades escogidas hacen que esta cocina sea completamente perfecta. 










Fotografía de Aran Goyoaga Via Remodelista

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios